Los efectos del aloe vera se conocen desde la antigüedad. Incluso los antiguos egipcios conocían esta planta y la usaban ampliamente para tratar muchas dolencias.

Hoy la usamos principalmente para el tratamiento de pequeñas heridas o quemaduras. También la conocemos como una cura para el acné y otros problemas de la piel. Sin embargo, el aloe vera tiene muchos otros beneficios que muchos de nosotros no tenemos idea. Contiene más de 200 sustancias bioactivas que ayudan a tratar una amplia gama de problemas de salud, tienen un efecto antiinflamatorio, mejoran la digestión, desintoxican el cuerpo y fortalecen los mecanismos de defensa del cuerpo.

Aloe vera: una planta cargada de medicinas naturales

El aloe vera contiene una cantidad de vitaminas y minerales esenciales como potasio, magnesio, calcio, selenio, hierro, zinc y manganeso. Son capaces de influir eficazmente en los procesos metabólicos en el cuerpo e incluso contribuir a la pérdida de peso. El gel dentro de las hojas de aloe vera se compone de enzimas que descomponen las grasas y azúcares y también regulan la formación de hinchazón.

El aloe natural también es una excelente fuente de vitamina B12. Esto es necesario para la producción adecuada de glóbulos rojos. Por lo tanto, puede ayudar a los vegetarianos, por ejemplo, que no toman esta vitamina en la carne y pueden sufrir su deficiencia.

Esta planta también contiene 20 del número total de 22 aminoácidos importantes que son absolutamente necesarios para el buen funcionamiento de nuestro cuerpo. El ácido salicílico resuelve eficazmente los problemas de la piel y limpia los poros. Por último, pero no menos importante, el aloe vera puede mejorar el estado de la cavidad oral y eliminar la formación de caries.

¿Cómo utilizar el aloe vera?

Es mejor tener la planta completamente fresca, por ejemplo, en una maceta o en nuestro jardín. Para usar el gel de la planta, sólo debemos raspar con una cuchara su interior y usar sin diluir. Con él, se pueden combatir las áreas afectadas, agregarlo a alimentos o bebidas o simplemente consumirlo tal como está.

 

Si quieres conocer más hábitos de vida saludable entra aquí