Los limpiadores naturales son más baratos, más respetuosos con el medio ambiente y puede obtenerlos fácilmente. Estos ingredientes se han utilizado durante generaciones en lugar de productos químicos caros.

Una vez que comience a usar estos limpiadores, seguramente lo pensará dos veces antes de buscar productos químicos.

Limpieza natural

El primer limpiador es el vinagre que limpia todo cuando haces una mezcla, mitad agua, mitad vinagre. Este es un muy buen desinfectante y ayuda a dar una apariencia de brillo; sobre todo cuando hablamos de elementos metálicos; o bien, de cerámica. Además de los platos, también puedes limpiar el piso con vinagre; lo que mantendrá, además, lejos a las bacterias y los virus.

Otro remedio natural para la desinfección y limpieza en el hogar es el bicarbonato de sodio. Un truco es el colocar un poco de bicarbonato sobre la alfombra antes de pasar la aspiradora para recoger la suciedad; o bien, agregarlo a una mezcla con jugo de limón para facilitar el desprendimiento de grasa de los lugares más difíciles.

También tenemos la opción de usar el jugo de limón junto con una taza de aceite de oliva (proporción de jugo de limón, aceite 1/3) y, con ella, limpiar los muebles.

Una última y efectiva mezcla, es la de vinagre y bicarbonato de sodio como limpiador natural. Vierte media taza de bicarbonato de sodio en el desagüe y luego una taza de vinagre. Deja reposar durante quince minutos y luego enjuague con agua caliente. Realice este procedimiento dos veces al mes para evitar obstruir el drenaje. No haga esto si ha usado productos químicos anteriormente como productos químicos; ya que esta mezcla puede causar una mala reacción.

Así mismo, puede usar vinagre y bicarbonato de sodio cuando lave el baño o la parte superior de su estufa; ya que son ideales para combatir y retirar las formaciones de sarro y cochambre.

 

Si quieres conocer más hábitos de vida saludable entra aquí