Se sabe que mantener el peso adecuado es una verdadera lucha. Es difícil encontrar tiempo para hacer ejercicio a diario, sobre todo teniendo en cuenta los días saturados de trabajo y los quehaceres en casa.

1. Adicción a Internet

Pasar tiempo en sitios web y en las redes sociales afecta la adquisición de exceso de peso. Cuando una persona pasa tiempo revisando estados en las redes sociales, hace todo tipo de cosas insalubres para el cuerpo: no hace ejercicio, consume alimentos altamente calóricos imprudentemente y se queda despierto hasta altas horas de la noche sin ningún motivo. No importa cuán interesante sea el contenido en línea, una persona debe cambiar sus hábitos y reservar más tiempo para actividades como dormir.

2. Comportamiento de los compañeros de cuarto

Un estudio reciente descubrió que la mayoría de los estudiantes de primer año con compañeros de habitación activos encuentran más difícil sucumbir a hábitos poco saludables. Esto prueba que el comportamiento de un compañero de cuarto influye en el comportamiento de otro.

3. Tabaquismo pasivo

Mientras que algunas personas fuman para perder peso, las que están expuestas a su humo no tienen tanta suerte. El tabaquismo pasivo activa los cambios celulares que resultan en un aumento de peso. La convivencia con un fumador puede poner en peligro la salud de más de una forma.

4. Deficiencia de vitamina D

A pesar del hecho de que a menudo se recuerda a los padres que tomen un vaso de leche al día, la deficiencia de vitamina D es muy común en los adultos. La vitamina D fortalece los huesos y su deficiencia está directamente relacionada con la obesidad.

5. Probar recetas vistas en televisión o en internet

Hay una razón por la cual toda la comida que se sirve en la pantalla parece tentadora. Según un estudio publicado recientemente, las personas que usan regularmente recetas de espectáculos culinarios o incluso redes sociales, en promedio, pesan más que los que no lo hacen.

6. Relaciones felices

Esta es una de las razones más difícil y, a la vez, la más fácil de entender. Después de pasar el tiempo buscando su mejor mitad, las personas pierden la necesidad de prestar atención a su apariencia. Esto ha demostrado que, en relaciones satisfactorias, ya no desean atraer la atención de alguien y, por lo tanto, están menos motivados para hacer ejercicio y comer de manera saludable.

 

Si quieres conocer más hábitos de vida saludable entra aquí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *