¿Qué es la depresión?

La depresión se puede describir principalmente como sentirse melancólico, triste, infeliz… durante un periodo de tiempo

Algunos síntomas de la depresión son:

  • Ánimo irritable o bajo
  • Dificultad a la hora de dormir, o dormir de forma excesiva
  • Trastorno alimentario, llevando a un aumento o pérdida de peso
  • Cansancio o fatiga
  • Dificultad para concentrarse

¿Qué tipos de depresión hay?

Principalmente hay 2 tipos

  • Depresión mayor: Ocurre cuando estos sentimientos duran semanas o más
  • Trastorno depresivo persistente: Este estado de depresión dura 2 años. En este periodo puede tener una depresión mayor, aunque también puede haber épocas con síntomas menos leves

Aunque también hay unos más secundarios

  • Depresión postparto: Esto les ocurre a muchas mujeres tras tener un bebé, esto puede acarrear síntomas de una depresión mayor
  • Trastorno Bipolar: En este tipo de depresión, el deprimido puede sufrir tanto episodios depresivos como maníacos, y puede ocurrir en un periodo de tiempo corto, por ejemplo, entre un día y otro
  • Depresión psicótica: Esto es un tipo de depresión más grave, ya que a la depresión se añaden fases de delirio y/o alucinaciones. Puede estar centrado en tener sentimientos desproporcionados de culpa y miedo (por ejemplo, el poder sufrir una enfermedad severa)

 

¿Cómo se evita?

Por suerte, también hay métodos para ayudarte a pasarla:

  • Pide ayuda a un terapeuta: Estas personas están especializadas en este tipo de problemas, pedirles consejo no te hará ningún mal
  • Haz ejercicio: Camina, corre, baila. A una persona deprimida no le gusta estar muy activa, aún así hay que intentar hacer un mínimo de deporte (15-30 minutos)
  • Averigua que problemas tienes: Trata de identificar qué te ha llevado a tener depresión, en cuanto descubras qué es, háblalo con alguien, un amigo, un familiar…
  • Mira el lado positivo de las cosas: La depresión puede hacer que todo parezca malo, triste, un desastre… Pero intenta encontrar el lado positivo de cada cosa, por difícil que sea
  • Exprésate: Una persona deprimida puede estar bloqueada, pero dibujar, bailar o escribir pueden ayudarte a pasar el bloqueo, además de que te sentirás mejor
  • Aliméntate bien: Como ya se ha mencionado, la depresión puede quitar el apetito o hacer que comas en exceso, hay que tener presente que la nutrición afecta al estado de ánimo
  • Ten paciencia: La depresión no suele curarse de un día para otro, suele requerir mucho tiempo

Si quieres conocer más hábitos de vida saludable entra aquí