La función básica del cuerpo durante el sueño es el procesamiento de grasas, sin embargo, ciertos hábitos pueden dañar este proceso orgánico.

Por ello, si estás interesado en el tema, a continuación compartimos algunos consejos esenciales para perder peso, aun, mientras dormimos:

1. CALIDAD DEL SUEÑO

Se ha demostrado que, en ausencia de sueño, el cuerpo produce más hormonas que causan hambre y menos de las que lo detienen. En tal estado, comeremos más calorías de las que el cuerpo necesita.

2. AJUSTE DE TEMPERATURA

Dormir en una habitación más fría obligará al cuerpo a esforzarse más para alcanzar la temperatura corporal óptima. La baja temperatura también reducirá el riesgo de desarrollar otro tipo de diabetes, entre otros padecimientos.

3. EVITE EL ALCOHOL ANTES DE ACOSTARSE

La fase REM del sueño es responsable del procesamiento de calorías, y el cuerpo expuesto al alcohol unas horas antes de dormir, en lugar de calorías, procesará los azúcares fermentados que forman el alcohol.

Así, los azúcares de alcohol se depositan en el hígado que, en lugar de grasa, requiere que el cuerpo procese el azúcar. Además, los subproductos del alcohol descompuestos en azúcares son calorías que sólo se acumularán nuestro organismo.

4. CENAS MÁS PEQUEÑAS

El cuerpo reacciona a las comidas tardías con el mismo principio que cuando procesa alcohol. Una comida tardía con un alto contenido de carbohidratos es extremadamente difícil de metabolizar, y como una comida tardía alternativa, recomienda una dieta basada en plantas que acelerará el proceso de digestión y no ejercerá presión adicional sobre el cuerpo antes de acostarse.

5. DEJAR LOS DISPOSITIVOS ELECTRÓNICOS APAGADOS O FUERA DE LA HABITACIÓN

La luz azul emitida por los dispositivos electrónicos, así como algunas bombillas, ralentiza la producción de melatonina, que puede afectar el metabolismo. Por otro lado, la exposición a la luz azul aumenta la sensación de hambre.

6. DURMIENDO EN COMPLETA OSCURIDAD

La melatonina, una hormona que regula el metabolismo y causa somnolencia, se produce en la oscuridad total, y cualquier fuente de luz retrasará su producción, aumentando así las posibilidades de aumentar de peso.

7. EJERCICIO

Además de los beneficios que crea durante el día, los beneficios del ejercicio también son visibles por la noche porque los músculos creados por el ejercicio son mucho mejores procesadores de calorías que las grasas. Además, las personas que hacen ejercicio durante el día suelen dormir mucho mejor por la noche .

8. DIETA CON AYUNO OCASIONAL

La hormona responsable del crecimiento se libera en ayunas y permite la síntesis muscular y la utilización de grasas. Por esta razón, se recomienda ayunar durante unas horas, siendo las mejores opciones los ayunos entre 10 y 16 horas.

 

Si quieres conocer más hábitos de vida saludable entra aquí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *