La otitis es una inflamación que dependiendo de cómo sea puede ser en el oído medio o en el externo.

  1. Otitis media aguda: se trata de una otitis infecciosa,  suele ocurrir cuando existe un catarro con muchos mocos, que afecta al oído medio o al oído externo. Los mocos se acumulan en el oído medio, suele darse más el caso en los meses de invierno. Este tipo es muy doloroso y si hay mucha presión o moco, la membrana del tímpano puede llegar a romperse produciendo la otitis media perforada la cual sí produce fiebre.
  2. Otitis externa: es propia del verano en la que los gérmenes vienen del exterior, es decir, del agua de las piscinas o playas. Este tipo de otitis duelen mucho pero no suelen dar fiebre.

Las causas de este dolor pueden ser múltiples como un resfriado, bacterias u hongos por una mala higiene y heridas producidas por los bastoncillos. La otitis también se puede  dar por otras causas como son:

  • Múltiples tipos de alergias.
  • Episodios prolongados de tos severa.
  • Múltiples enfermedades de los dientes y mandíbula.
  • Inflamación o cierre de la trompa de Eustaquio.
  • Agua, objetos extraños o cerumen en el canal auditivo
  • Herpes zóster.
  • Inflamación de la glándula parótida por las paperas.
  • Lesiones del tímpano.
  • Congelación del pabellón auricular a muy bajas temperaturas.
  • Condiciones cancerosas en órganos cercanos.
  • Cambios drásticos de la presión atmosférica.

Remedios caseros para el tratamiento de la otitis

  1.  Colocar compresas frías o tibias en la zona.
  2. Aceite de oliva en algodón. Colocar unas pocas gotas tibias del aceite en el oído es seguro y puede llegar a ser efectivo
  3. Jengibre. Aplica jugo de jengibre o aceite calentado con jengibre en la parte externa del canal para permitir aliviar ciertos dolores.
  4. Ajo. El ajo tiene propiedades antibióticas y analgésicas.
  5. Agua oxigenada. Coloca un algodón con agua oxigenada en el oído afectado.
  6. Gotas naturopáticas. Las gotas que contienen extractos de hierbas con base de aceite de oliva pueden ser tan efectivas o incluso mejores que las gotas para los oídos que se venden en farmacias.
  7. Manzanilla. La manzanilla puede facilitar la salida de las secreciones de la nariz y el oído.