Los juanetes aparecen cuando los huesos frontales del pie salen de su sitio. Esto se debe a que el peso del cuerpo no está bien repartido en los pies, por lo tanto el hueso se inflama y la articulación acaba deformándose. El dedo gordo es el causante de todo esto y si no se le pone remedio, hace que se acabe deformando cada vez más. 

Esta protuberancia no sólo es antiestética sino que produce un dolor muy desagradable. Los juanetes normalmente suelen aparecer en los dos pies.

Su aparición puede ser tanto genética como consecuencia de una lesión o enfermedad y se suelen encontrar en personas a partir de unos 30 años, habiendo siempre excepciones.

Para deshacerse del dolor de juanetes lo más beneficioso es operarse cuanto antes de estos pero no siempre es posible por lo que hay que buscar remedios para aliviar el dolor.

En primer lugar, después de llevar todo el día de pie o andando, el peso y presión del cuerpo en las personas con juanetes va a provocar que estas sufran dolor.

Para ello, es bueno aplicarse hielo ya que esto disminuirá el hinchazón aliviando la zona. Es importante descansar de vez en cuando e intentar no pasar muchas horas de pie.

Los masajes son también una buena forma para aliviar este dolor ya que mejorarán la circulación sanguínea de los pies. El masaje puede ser dado con aceites que no irriten la piel.

Otro dos métodos que funcionan como antiinflamatorios son la cúrcuma con aceite de oliva, creando una pasta para aplicarla directamente en la zona (se recomienda utilizar guantes) y la manzanilla, que también resulta ser de utilidad para aliviar este dolor y el enrojecimiento.

Todos estos consejos son para reducir el dolor de juanetes pero antes de que este se produzca hay que intentar evitarlo. Se debe utilizar un calzado adecuado con el que andemos cómodos y que no sea muy apretado rozando la piel, ya que también hay que cuidarla para evitar su enrojecimiento. También se pueden comprar en farmacias almohadillas o lo más común, tomar fármacos antiinflamatorios.

Dependiendo de la gravedad del dolor, lo recomendable es acudir al médico cuanto antes.